obsolescencia-programada

¿Qué es la obsolescencia programada?

Desde que vi el documental denominado «Compra, tira, compra», sobre obsolescencia programada que os adjunto en este post, es inevitable que piense cada día en la espiral de consumo en la que nos vemos inmersos la sociedad actual.

Hacía mucho tiempo que esa reflexión me invadía inconscientemente hasta el punto de indultar cualquier objeto de decoración, mobiliario, componente, herraje, etc. cuyo fin último era la basura, generando con ellos nuevos objetos con un valor añadido, el de la página del tiempo que mediante mis transformaciones para cambiar su uso o simplemente para restaurarlos, habían hecho de esos espectros desalmados, objetos interesantes y me atrevo a decir que en muchos casos bellos, o al menos ésa fue siempre mi intención.

Ahora, que a todo se le pone nombre, a esta sensibilización por devolver la función a objetos de deshecho se le llama ecodiseño, tendencia al alza que en estos tiempos de austeridad ya es una moda.

El caso es que existe una industria que produce artículos con cada vez menor durabilidad en el tiempo para optimizar los beneficios a través de compras repetitivas que generan un volumen de negocio muy fuerte en todo el mundo, a diferencia del tipo de artículos que se producían antes de la Gran Depresión Norteamericana (véase la bombilla o las medias referidas en el documental).

OBSOLESCENCIA PROGRAMADA: Comprar, tirar, comprar

Pues yo me revelo ante esto recuperando todos esos objetos que saldrían de la circulación consumista, generando nuevas cosas personalizadas que nadie podría producir en serie porque contienen un aditivo en peligro de extinción: el desinterés por su consumo, casi tachado de exclusividad.

Iré cargando material fotográfico de todos esos tesoros recuperados en breve, y así comprenderéis cuánto romanticismo le pongo a la lija y la pintura, entre otros.

google+

linkedin

Deja tu comentario