La creatividad no es gratuita

Una de las grandes decepciones cuando empecé a comercializar mis trabajos fue el poco valor que le daba la gente a la creatividad, a las ideas originales y al trabajo manual. Frases como »se me va de presupuesto», »no pensé que sería tanto» eran respuesta frecuente de los clientes.
Antes esta situación, han sido muchísimas las veces que, por hacer lo que me gusta, he acabado regalando mis ideas y a penas cobrando las horas invertidas en un proyecto. Seguro que sois muchos los »artesanos» que os sentís identificados. Y no digamos aquellos que vivís de dar ideas, de asesorar, ¿cuántas veces habéis sentido que no se valora vuestro trabajo?

En mi caso, me costaba entender que la gente pagase ciertas cantidades por un mueble estandar de Ikea, y que no fuera capaz de invertir el mismo dinero en una pieza única y hecha a mano. Si a esto le sumo que trabajo con materiales reciclados, ¡apaga y vámonos! Más de uno debe pensar que debería regalarlo.

Sí, cierto que puedo hacer un mueble con madera de palet, pero ¿sabéis cuanto tiempo se tarda en desmontar uno? Se usan muchas herramientas, que se enchufan a la luz. Si pagas la factura de luz, sabes de lo que hablo. No hablemos del valor añadido de tener un objeto único, personalizado, que solo tendrás tú. Y así con muchos conceptos que son difíciles de trasladar al cliente.

Y aunque a veces esto ha hecho que yo mismo no valorase mi trabajo, por suerte, también hay gente que sí valora esa exclusividad. Aprovecho para dar las gracias a todos aquellos que entendieron mi concepto, que me dieron la oportunidad de ser creativo y que valoraron el esfuerzo y la dedicación que pongo en cada proyecto.
GRACIAS, porque eso ha hecho que no me rinda y que haya seguido luchando por hacer lo que me gusta.

Os dejamos una noticia que se ha hecho viral tras la publicación de la historia de la propia perjudicada en las redes sociales hace unos días:

Una ilustradora recibe insultos de la hija de su vecina por no querer trabajar gratis

google+

linkedin

Deja tu comentario